En foro organizado por el Banco Mundial y el Grupo Bicameral de Transparencia del Congreso Nacional, el senador Carlos Montes insistió en la importancia de profundizar lo que existe hoy en día

Esta mañana, junto a la presidenta de la Cámara de Diputados, Maya Fernández; la presidenta del Grupo Bicameral de Transparencia del Congreso, diputada Paulina Núñez; y Gastón Blanco, representante del Banco Mundial en Chile; el presidente del Senado, Carlos Montes, inauguró el “Taller de prevención de la corrupción desde los parlamentos y otros organismos del Estado”, realizado en la sede del ex Congreso Nacional.

En la instancia, el parlamentario reflexionó sobre los avances que Chile ha mostrado en las últimas décadas en materia de probidad y transparencia, destacando como pasos fundamentales la Ley de Transparencia promulgada el 2008 y la agenda de probidad, con iniciativas legales y administrativas, impulsada por el gobierno de la ex Presidenta Michelle Bachelet desde el 2014.

“En transparencia creo que el paso fundamental fue la aprobación e implementación de la Ley de Transparencia. Eso cambió el concepto, cambió la percepción del país ygeneró otra cultura. Influyó muy fuertemente, porque el tener acceso a la información de lo que ocurre en el Estado en distintas dimensionespasó a ser un derecho y eso ha permitido que avancen otras leyes”, señaló el senador.

En cuanto a probidad, Montes destacó “el coraje y la convicción” del Gobierno de la ex Presidenta Bachelet y del Parlamento para enfrentar “desde la raíz” los problemas conocidos tras los casos de financiamiento ilegal de campañas políticas, lo que se encauzó a través de una agenda que “terminó con el aporte de las empresas, que estableció el aporte público en otro nivel, sanciones mayores, organización autónoma de la fiscalización del Servel”, entre otras medidas.

En el ámbito de probidad el año 2014 marcó un hito en la historia de Chile. Queda en evidencia algo en que los chilenos teníamos cierto orgullo de que había niveles de funcionamiento del Estado o de la sociedad distinto. Y se ve que hay falta de transparencia y de probidad en la relación dinero política.

 

Temas pendientes

Junto con destacar lo avanzado, el presidente de la Cámara Alta reconoció que aún quedan temas pendientes para seguir profundizando en esta área. “Hay mucho que mejorar aún para facilitar más la transparencia, el control y el acceso a la información. Tenemos que mejorar el acceso de todo lo que está disponible hoy día”, aseguró.

Además, planteó que el Parlamento no sólo debe actuar “desde las ideas generales, sino también frente de la realidad”. En esa línea, el parlamentario puntualizó que “tenemos un par de luces rojas que debemos asumir, porque son muy graves”, como la situación que ha afectado a Carabineros deChile y también lo que ocurre en los municipios.

Finalmente, el presidente del Senado manifestó su convicción en que “el deterioro de la confianza y la distancia de la política con los ciudadanos tiene razones de diverso orden, y uno de ellos es el reproche a prácticas indebidas e ilícitas. Tenemos que seguir avanzando para enfrentarlas y generar mecanismos mejores para el control ciudadano”.

“Para reconstruir confianza es necesario que el Senado y todo el Congreso asuma el desafío de empezar a reconstruir la confianza.Lo peor que podemos hacer es actuar como si nada de esto ocurriera. Tenemos que asumir esos temas y ser mucho más activos en la visión institucional y en la relación del dinero, la política y las influencias”.

 


Deje su opinión