En clases magistrales dictadas en la U. Tecnológica Metropolitana y en la U. de Los Lagos, el presidente del Senado reiteró que los planteles estatales deben formar profesionales con responsabilidad y sentido de servicio público.

 Este martes, el presidente del Senado participó de las ceremonias de inauguración de año académico de importantes instituciones estatales de educación superior del país: la Universidad Tecnológica Metropolitana (Utem), la Universidad de Chile y la Universidad de los Lagos.

En dos de ellas Montes dictó las clases magistrales, instancias en las que reiteró la relevancia de los planteles públicos y su “incidencia directa en el modelo de sociedad y desarrollo que queremos”, destacando que “de la visión y sentido de país que tengan los líderes y profesionales que se formen en estas aulas hoy, depende la orientación que tendrán nuestras políticas públicas en el futuro”.

En su alocución, el parlamentario destacó la aprobación de la Ley de Universidades Estatales, la que incorpora “un plan especial de recuperación, con una cantidad moderada pero interesante de recursos, que deben permitir avanzar en algunos objetivos centrales, como el aumento de matrícula, la mejora de la calidad docente, la mantención y renovación de infraestructura, investigación sobre los grandes temas nacionales y el trabajo en red”.

Recalcó que en los últimos años se han generado logros importantes en materia de educación superior, como la gratuidad y el avance normativo “en superar un modelo de mercado en la educación superior, terminar con el lucro y ampliar sustantivamente las oportunidades de acceso”.

Sin embargo, sostiene Montes, “un modelo de universidad y, especialmente de universidad pública, requiere todavía mucho más. Hay que pensar cómo esta institución se inserta en la globalización, en la sociedad digital y en nuestro país en la necesidad de un nuevo modelo productivo”.

Misión fundamental

“¿Cómo potenciamos la energía solar del desierto con mayor radiación en el mundo?, ¿Qué posibilidades tiene el litio?, ¿Cómo asumimos la electromovilidad?, ¿Qué haremos con el cambio climático?, ¿Cómo enfrentamos los riesgos de la naturaleza de nuestro territorio?, ¿Cuál es el modelo productivo que Chile requiere?, ¿Qué hacemos con la infancia y cuáles son las características y necesidades de nuestros niños?”

A juicio de Montes, estas son algunas de las preguntas que debe responder una universidad estatal, reconociendo que también es muy bueno que otras instituciones busquen dar soluciones a estas interrogantes, pero aclarando que “las que tienen como misión fundamental, como razón de ser, la obligación de hacerlo, son las universidades del Estado”.

Agregó que para ello “formar profesionales con responsabilidad pública y con sentido de servicio público es fundamental” y añadió que “las universidades del Estado, por su rol y misión, reúnen las capacidades necesarias para adaptarse a las nuevas condiciones en que se desenvuelve la educación superior y asumen un rol protagónico en el desarrollo, social, cultural y económico”.


Deje su opinión