Senadores de la Nueva Mayoría apuntan a sustituir actual franquicia por un aporte directo a familias que adquieran inmuebles de hasta UF 2.000.

En el segundo día de debate en la Comisión de Hacienda del Senado que estudia la reforma tributaria, el Senador socialista pidió formalmente a Ministro Alberto Arenas, que se estudie reemplazar la actual franquicia IVA a la construcción.

El beneficio data de 1987, cuando la Ley N° 18.630 incorporó a la actividad de la construcción como hecho gravado del IVA. Con el objeto de evitar un recargo de los precios se permitió a las constructoras descontar el 0,65 de su débito de los PPM o, dicho de otro modo, pagar sólo cerca de un tercio del IVA que correspondería.

La ley 20.259, promovida en el Gobierno anterior de Michelle Bachelet, estableció un límite a esta franquicia, restringiéndola a viviendas de hasta UF 4.500. En la reforma tributaria aprobada ya por la Cámara de Diputados se propone reducir ahora el tope a UF 2.000, lo que se aplicará gradualmente.

A juicio de Montes, es fundamental estudiar un cambio. En primer término, con el objetivo de seguir focalizando el beneficio. “Sólo el año pasado el IVA a la construcción le costó al Estado US$ 700 millones, en circunstancias que el presupuesto de inversión en vivienda del MINVU está apenas por encima de los US$ 1.000 millones”, recalcó.

Remarcó, asimismo, que por tratarse de un beneficio alusivo al pago de IVA en la construcción el valor que sirve de límite se refiere al valor neto de edificación de las viviendas y no al total del precio del inmueble. “Esto significa que en sectores donde el valor de los terrenos es alto, como en las viviendas de 4500 UF, donde puede incluso equiparar el costo de construcción, en los hechos, se está subsidiando viviendas cercanas a las 9.000 UF”, explicó.

Asimismo, cuestionó que se trate de un subsidio que no es administrado por el Estado, sino por los oferentes, las empresas inmobiliarias. “Hoy son las empresas las que deciden cuando se traslada a precio y cuándo no”, detalló el parlamentario, “lo que depende de los submercados y segmentos de vivienda”.

Montes puntualizó que la fórmula que se propone permitiría focalizar mejor el subsidio actual, sin intermediarios. “Podría ser un aporte directo al ahorro previo o al pie aportado por las familias que adquieren viviendas de hasta UF 2.000 “, sostuvo.

El Ministro de Hacienda, Alberto Arenas comprometió el análisis de la alternativa propuesta por los senadores de la Nueva Mayoría, indicando que la cartera estudiaría los costos e implicancias de ella en comparación al texto del proyecto.


Deje su opinión