El senador Carlos Montes intervino (Ver intervención) en la discusión del proyecto de ley sobre traspaso de competencias a los gobiernos regionales para advertir la falta de una mirada integral en los proyectos en trámite.

Remarcó la importancia del tema en discusión manifestando que “está cuestionado el modelo de organización administrativa del país”. Sin embargo, lamentó que el debate esté centrado en la elección de la máxima autoridad de las regiones. “Aquí no estamos pensando en el modelo de gobierno regional en su conjunto y eso es lo que genera contradicciones y dificultades” – expresó.

El legislador reseñó las que a su juicio son las principales falencias de la actual regionalización. Se refirió, en primer lugar, a que existen errores en la distribución territorial, existiendo regiones reales, con identidad, y otras que no lo son, lo que genera constantes presiones para seguir creando nuevas unidades.

Luego, manifestó que la estructura de gobierno regional actual no funciona. Advirtió la confusión de roles entre los diversos niveles y la lógica más bien controladora de algunas reparticiones, como los SEREMI, “Están hechos para controlar, no para desarrollar, incorporar” – dijo.

Montes expresó, además, que es un error mirar la descentralización con criterios rígidos que pretenden distinguir en forma absoluta entre nivel central y regional. Precisó, en cambio, que muchas decisiones tienen componentes de diverso tipo, que deben combinarse. “Nada es exclusivamente regional o local, son roles diferenciados” – sentenció, ejemplificando con la seguridad pública.

Indicó, por último, la necesidad de ocuparse de la administración territorial en forma más comprensiva. En ese sentido, destacó la falta de una reforma profunda en el ámbito municipal, donde, a su juicio existe una aguda concentración en la persona del alcalde, error que, en su concepto, podría replicarse en materia regional, si no se conforma un equipo de gobierno, que articule al Intendente o Gobernador con el Consejo.


Deje su opinión