Senadores, diputados, expertos y dirigentes gremiales acordaron crear dos instancias para tratar temas político-técnicos y comunicacionales.

Enfrentar en forma conjunta la tramitación del proyecto de Reforma Tributaria presentado la semana pasada por el Gobierno, resolvieron este mediodía senadores y diputados de la oposición, tras una reunión que incluyó a representantes de la DC, el PS, el PPD, el PC, el PR, el FA e independientes.

En el encuentro se analizó la iniciativa del Ejecutivo que ingresó la semana pasada a la Cámara de Diputados, con comentarios de los presidentes de las comisiones de Hacienda del Senado y la Cámara, Juan Pablo Letelier  (PS) y Pablo Lorenzini (DC), respectivamente, el economista Alejandro Micco y la directora de Igualdad, Clarisa Hardy.

Entre los asistentes se encontraban los ex ministros de Hacienda Rodrigo Valdés y Nicolás Eyzaguirre; de Energía, Máximo Pacheco; los presidentes del PPD, Heraldo Muñoz; del PS Álvaro Elizalde, los senadores Ricardo Lagos Weber, Jaime Quintana y Felipe Harboe (PPD); Jorge Pizarro y Francisco Huenchumilla (DC); del PS, Carlos Montes; los diputados Giorgio Jackson (RD) y Daniel Núñez (PC); representantes de centros de estudios como Espacio Público, Chile 21 e Igualdad; y de asociaciones gremiales como Conupia, UnaPyme, Asof, además de representantes de los gremios del SII y la ANEF, entre otros.

Para trabajar en forma unida en esta materia, se acordó la creación de un grupo político-técnico y otro comunicacional, de manera de establecer una coordinación permanente.

El senador Carlos Montes, uno de los promotores del encuentro, aseguró que fue una “excelente reunión, estaban todos los sectores representados, en lo político y en lo técnico. La oposición está unida para enfrentar algo tan serio para el país como esta reforma estructural en materia tributaria”.

El senador y presidente de comisión de Hacienda, Juan Pablo Letelier, aseguró que “no es efectivo que se trate de una reforma modernizadora, sino de una reforma de carácter estructural sobre la base de algunas instituciones que alteran totalmente lo que se modificó el 2014”

“Decidimos armar un equipo político-técnico y uno comunicacional, de tal manera de trabajar juntos para enfrentar los temas de integración, de norma antielusión y otros en los que tenemos bastantes coincidencias”, detalló Montes.

Según Letelier, esta reforma “retrocede significativamente el concepto de que ‘los que más tienen más aporten’ al desarrollo económico para efecto de políticas públicas. Esta falta de recaudación alguien la va a pagar, porque aquí con toda probabilidad se va a afectar programas sociales”.

Montes advirtió que el proyecto tiene problemas muy serios. “La integración, que beneficia principalmente a las grandes empresas, es la que mayor costo fiscal tiene. Son 800 millones de dólares y, según otros cálculos, son mil millones de dólares”. Destacó, además, que la iniciativa busca quitarle atribuciones al Servicio de Impuestos Internos (SII) y debilitar la norma antielusión.

En la ocasión se distribuyeron los siguientes documentos de trabajo:

“La porfiada desigualdad desafía los lugares comunes”, de Clarisa Hardy;  “¿Proyecto pro Pyme?”, del grupo de trabajo tributario; “Medidas impulsadas por la reforma tributaria”, del grupo de trabajo tributario; “Integrar o no integrar: ¿Qué nos jugamos?”, de Alejandro Micco; “Modificaciones propuestas a la norma general antielusión”, de Francisco Saffie; y “Crédito especial para la construcción de viviendas 2004-2018”, de la Biblioteca del Congreso Nacional.


Deje su opinión